-Entre peñas, danzas y gastronomía-

juntosxelmundo            Julio 31, 2019

En Salta no solo te puede sorprender su gran paisaje o su gran actividad de vinicultura, en esta provincia podemos volver a nuestras casas con unos kilitos de más, por su gran gastronomía que termina deleitando a los viajeros con sus exquisiteces de la comida regional. Con unos platos que hacen la combinación perfecta de ingredientes que acompaña el gran paisaje que tiene.

Entre estos menú que se destacan en la cocina salteña podemos encontrar el locro, los tamales, humita, quesillos, cazuelas de chivito y llama, y las famosas empanadas salteñas. Estos platos son bien representativos de la región norteña, pero hay algo bien salteño que hace que su gastronomía no solo sea otro plato más, en Salta podemos disfrutar de sus sabores en las peñas folklóricas que nos regala parte de su cultura llevándote a otros tiempos y haciéndote sentir muy lejos de lo habitual a lo que vivimos habitualmente.

 

Airbnb descuento

Con zambas, chacareras, gatos y malambo, las peñas folclóricas son uno de los principales atractivos de la vida nocturna de la capital salteña.  En estas peñas podremos presenciar y disfrutar de muchos espectáculos en vivo y cenas show, además de la gastronomía criolla.

 

Sin embargo, la noche resulta ese momento ideal para relajarse, disfrutar de la cultura salteña y cuando la luna se asoma sobre la capital las calles se ilumina haciendo resonar las zambas donde estas peñas nos esperan para deleitarnos con unas empanadas acompañadas de una cerveza local o un vino propio de la provincia.

En la peatonal o paseo Balcarce van a encontrar muchas propuestas, lleno de peñas, bares y restaurantes, sus veredas lleno de gauchos y paisanas que invitan a pasar una gran velada romántica, en familia o con amigos, sus danzas lleno de folklore tradicional entre tantos otros géneros que nos identifica como argentino.

 

Nosotros después de largas excursiones y recorridos, decidimos conocer dos peñas que nos dejaron deslumbrados y con muchas ganas de volver nuevamente para disfrutar del gran momento que pasamos. También fuimos a unos de los restaurantes más nombrados en la ciudad en el cual antes de ingresar hicimos un recorrido nocturno para poder presenciar las luces sobre las arquitecturas emblemáticas haciendo de estas una gran obra de arte.

  • Invitamos a que puedan ir a visitar La Casona del Molino, esta vieja casona en las afuera de la ciudad tiene una magia que cautiva a cualquiera. Con sus guitarras, bombos y cantos hacen que uno pueda disfrutar de una gran cena y un show único. Folklore autentico en cada una de sus habitaciones y patios. Sin lugar a dudas nosotros disfrutamos de todo y fue creemos que fue el mejor sitio para cenar, yo quiero destacar que el vino de la casa es llevadero y hasta me traje algunos a Buenos Aires para compartir con familiares y amigos.

 

Recomendamos que vayan temprano, este lugar cerca de las 20 horas suele llenarse los fin de semanas, lugar muy concurrido. Se ubica en la calle Cnel. Luis Burela 1, entre las calles Balcarce y El Carmen.

  • La otra peña que conocimos en el camino hacia el hotel fue La Peña Nora Julia, ubicado en unas de las peatonales o paseo de mayor importancia (Balcarce) nos presenta una propuesta llena de folklore tradicional, música andina, danza y acompañado de una excelente gastronomía. De este lugar mucho no pudimos estar por falta de tiempo, pero hasta donde pudimos presenciar, notamos que la noche se nos iba a pasar volando con la gran bienvenida de los gauchos y paisanas en su entrada, muy recomendable.  

Se ubica en la calle Balcarce 887, entre las calles Necochea y Alsina.

 

  • Por último tuvimos la oportunidad de ir a visitar el gran restaurante Doña Salta, con una arquitectura que te hace sentir como en el barrio de San Telmo ubicado en Buenos Aires. Muy concurrido con una gastronomía fantástica, la verdad es que no se lo pueden perder, en especial recomendamos que visiten la plaza principal de la ciudad en la noche y que caminen hacia La Basílica de San Francisco de Asís, para poder disfrutar de como las luces iluminan estos edificios a lo cual volvemos a repetir que es una obra de arte y agregamos que es un viaje plasmado en las ilustraciones de los libros de historia que relatan la historia del país.  

Se ubica en la calle Córdoba 46, entre las calles Caseros y Alvarado.

 

Si llegaste hasta acá, agradecemos tu lectura en nuestro blog.  Los invitamos a que nos sigan en nuestras redes sociales y a compartir el post para poder seguir llegando a mas lectores, nada seria posible sin ustedes.

-JUNTOSXELMUNDO-

 

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
LA-COMUNIDAD-VIAJERA.png